Llevamos tocando fondo y viendo brotes verdes  en nuestra economía desde hace ya un montón de años.  Pero, lejos de las proclamas electorales y partidistas, achacables a ambos partidos, al final  ¿hay realmente indicadores reales  y palpables de que algo cambia?

Arcodos. Caza con arco y arquería tradicional¿ Será verdad ? ó ¿ será una visión ?

En España, con independencia de que las cosas, hipotéticamente, empezaran a mejorar, el enorme volumen de desempleo  tardaría décadas, en el mejor de los casos, en tomar valores parecidos a los de otros países de nuestro entorno.  En consecuencia, exista o no mejoría, la gran bolsa de desempleados –la parte más sensible de la población - no tendría una percepción real de que su situación ha cambiado a mejorado. Dicho esto, si realmente alguna vez llegan mejores tiempos, deberían llegar primero   a cambiar el ánimo de los inversores. Estos, animados por las perspectivas mejores, podrían decidir invertir en nuevas empresas en España en lugar de hacerlo en otros países. Estas inversiones se traducirían posteriormente en una sutil y lenta creación de empleo y, especialmente en la parada al crecimiento en nuevos desempleados.  Este sería el primer paso, y tal vez deberíamos investigar si se está produciendo.

Arcodos. Caza con arco y arquería tradicional

La verdad se camufla.....no es aparente.

Cuando en una economía las cosas van mal, las previsiones de evolución siempre se quedan cortas en lo negativo, y  son demasiado optimistas en lo positivo. Así fue durante muchos años. Las previsiones de desempleo, inversión, P.I.B. producción industrial, balanza exterior, etc.,   se quedaron cortas y todo resulto mucho peor. Cuando las cosas empiezan a mejorar en una economía, las previsiones que se proclaman  sobre las tendencias  siguen siendo prudentes – por inercia -, pero  aun siendo más optimistas, también se quedan cortas. Pero esta vez  para mejor. Efectivamente cuando existe aunque sea una mínima mejoría, uno de los mejores indicadores es que las cifras reales superan las previsiones. Si existe alguna mejoría – el tiempo nos lo dirá - , las previsiones de crecimiento de ese 1% PIB, posiblemente toque el 2%.  Si las cosas fueran bien  el crecimiento de valor de las principales empresas españolas (más del 30% ya generado  en las principales empresas del IBEX), dará lugar a que se modere la destrucción de empleo y se empiecen a crear esos  planificados 400.000 nuevos empleos.  Si se dejan de perder empleos y se crean algunos – aun manteniéndose la masa de desempleo – las personas  tendrán menos miedo a perder su trabajo y  aumentará el consumo doméstico, reprimido hasta ahora por el miedo a perder el empleo.  Este aumento sutil del consumo interno,  es un detonante de la apertura de nuevos negocios, e indirectamente de la creación de empleos por contratación o autoempleo. En la situación a fecha de hoy Marzo de 2014, se detecta un suave cambio en la tendencia del paro y parece que se empieza a crear empleo. La balanza exterior refleja claramente una mejora de las exportaciones desde hace meses,  ya se pronostican crecimientos de PIB del 1% - impensable hace solo unos meses – y no sería extraño que fuera mucho mayor. Ya hay incluso algunos bancos que publicitan una nueva política crediticia expansiva en los próximos meses. Tal vez, ahora que es primavera algo verde empiece a brotar. Tal vez. Alejandro Martín Economista y Consultor Financiero.